Programación Neurolingüistica 101 – Parte 1

Desde que nacemos, estamos expuestos y somos entrenados en la comunicación verbal.  Una comunicación que utiliza signos, símbolos, alfabetos, números, que después de un tiempo apredemos a manejar, tanto a nivel oral como a nivel escrito.

Sin embargo, muy pocas veces nos percatamos de un entrenamiento silencioso, pero efectivo, que tiende a configurar nuestras respuestas a partir de impulsos visuales.  Impulsos que no necesariamente tienen un orden específico, pero sí contienen un denominador de respuesta común, que pueden ayudarnos a entender lo que se está desenvolviendo alrededor nuestro.

A muchos nos pasó, que después de una travesura, nuestra madre tenía únicamente hacer ESA mirada para que supiéramos que inequívocamente… estábamos en graves problemas (de hecho al no hacer caso a la mirada, la siguiente advertencia era una pantufla voladora… pero ese será otro tema).  Regresemos a la mirada, que funcionó únicamente después de una serie de impulsos recurrentes, impulsos que fueron programándonos poco a poco, para saber que una acción generaría un tipo de consecuencia, ya fuera positivo o negativo.  Esto es conocido como condicionamiento operante, una buena acción tiene una buena recompensa, una mala acción tiene su castigo, después de varias veces de repetir el patrón… se crea un hábito, o dicho de otra manera, se condiciona operativamente el actuar de la persona.

Esas miradas, ese movimiento de manos, esa posición rígida o blanda, están directamente conectados con el pensamiento que rige ese momento en el que el sujeto se está comportando, no es aislado, no es casual… y es completamente común.

Lo que muchas veces no nos damos cuenta, es que nosotros ya sabemos leer esa comunicación no verbal, pero jamás nos enseñaron a mantener una lectura consciente de esa comunicación, por lo que la mayor parte del tiempo lo hacemos en automático.  Pero, ¿qué pasaría si aprendiéramos a ser conscientes de esa lectura no verbal? ¿Qué beneficios podríamos sacar de ella?  Fácil, entre los principales, nos ayudaría muchísimo en las negociaciones con clientes, en tener citas románticas más productivas, en llevarnos mejor con nuestros compañeros y jefes… en otros casos más oscuros, nos puede ayudar a programar respuestas en otras personas, que nos ayuden con objetivos personales, pero realmente no entraremos en ese tipo de detalle por el bien común.  Centrémonos en los negocios.

Lenguaje Corporal

El lenguaje corporal es el uso del cuerpo, las manos, las piernas, la cabeza, el rostro, para transmitir las emociones o los pensamientos del sujeto.  Muy pocas veces nos damos cuenta de la información que estamos transmitiendo a nuestra contraparte, que igualmente puede ser utilizada por ella para guiar una negociación.  Esta información visual, más un tono de voz identificado, son parte de la comunicación no verbal que estaremos comenzando a analizar.

 

Posición de los Ojos.

  • Dilatación de pupilas.  Esta es una acción que no puedes fácilmente controlar (a menos claro que seas un experto negociador, como Barack Obama).  Muchas veces esta dilatación puede darse a causa de variación en la intensidad de la luz, pero cuando la luz es constante, puede darte señales de cambios en las emociones como asombre, sumisión o agresividad.
  • Ojos viendo hacia arriba. Se utiliza para recordar información, al hacerlo tienes acceso a la bóveda que está en tu cerebro.
  • Ojos viendo hacia arriba-derecha. Crea información visual.
  • Ojos viendo hacia arriba-izquierda. Se hace para recuperar recuerdos visuales.
  • Ojos viendo hacia derecha. Se está teniendo acceso a recuerdos auditivos.
  • Ojos viendo hacia izquierda. Se está construyendo información auditiva.
  • Ojos viendo hacia abajo-derecha. Acceso a los sentimientos, a vivencias kinestésicas.
  • Ojos viendo hacia abajo-izquierda. Inicio del diálogo interno, momento para la toma de decisiones.
  • Ojos viendo hacia abajo. Quien lo hace está diciendo una mentira.

 

Posición de la Cabeza.

  • Levantar la barbilla.  Es un signo de agresividad, de confrontación, es una señal completamente contraria a la sumisión.
  • Asentir. Sumisión, aceptación de la información, puede comunicar que se está aceptando la propuesta… a menos que se haga varias veces seguidas, lo cual puede indicar más una creciente desesperación.
  • Ladear la cabeza. Así como lo hacen los perros, es una señal de sumisión, el plato está servido.  En las mujeres, al hacerlo en una cita, demuestran el interés que tienen por el hombre.  Si quieres hacerle pensar a tu contraparte que estás muy interesado, ladea la cabeza y asiente, te ganarás un poco de su confianza.
  • Apoyar la cabeza sobre las manos.  Si se hace con la mano abierta, puede denotar aburrimiento por la conversación, si se hace con la mano cerrada, puede ser más una señal de evaluación… de consideración.

 

Gestos del rostro.

  • Taparse la boca.  Al estar hablando, indica que esa persona está ocultando algo, que no nos está dando toda la información que está en su cabeza.  Si lo hace quien escucha, puede ser señal de dos cosas, piensa que se le está ocultando la verdad o bien, puede estar pensando en contestar en su defensa pero consideró no hacerlo para que quien habla siga haciéndolo.
  • Tocar una oreja. Es el deseo expreso de dejar de escuchar, si ves que quien te escucha lo hace, es un excelente momento para dejar de hablar o cambiar el ritmo/tono de la conversación.
  • Tocar la nariz. Puede ser seña de una mentira siendo dicha, es un buen momento para interferir y hacer una pregunta que valide o exponga la información que se te está dando.
  • Frotar los ojos. Es otra señal de mentira, puede que quien está hablando siente pena al estarte mintiendo y prefiere no verte a la cara u ojos.  Cuidado con aquellos que se tocan mucho la nariz o los ojos, deberías pensar dos veces antes de seguir negociando con ellos.
  • Tocarse o rascar el cuello. Es una señal de incertidumbre, de duda, de no estar seguro de la información que está sobre la mesa.

 

Continuará…

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: