Los Arquetipos

La psicología es una de las mejores armas que puede usar un estratega exitoso, ya que un buen estratega sabe que el éxito detrás de una marca, radica en los impulsos mentales que esta genera en sus consumidores.  Es por esto, que muchas veces vemos a la Mercadotecnia apoyándose en otras ciencias, para trazar estrategias que funcionen de manera correcta.

 

Carl Jung.

Carl Jung vivió entre 26 de julio de 1875 y 6 de junio de 1961.  Fue un suizo psiquiatra y psicoterapeuta que centró sus estudios en psicología analítica, influyendo muy fuertemente en filosofía, antropología, literatura y estudios religiosos.

Como no podía faltar tal nombre dentro de las grandes mentes, también fue uno de los pupilos del famoso Sigmund Freud, sin embargo Jung trató de seguir sus propios pasos, consiguiendo desarrollar su propia teoría de la personalidad.

Esta teoría de la personalidad, parte de la psicología profunda, es lo que nos interesará desarrollar en este blog con los más oscuros fines… comerciales.

 

Psicología Comercial.

La psicología comercial, es el uso de impulsos sensoriales (visuales, auditivos, gustativos, olfativos y táctiles) para llevar la mente de una persona hacia un estado en el que producto o servicio se vuelve altamente relevante y tenga la oportunidad de crear un espacio para convertirse en una solución.

Para lograr que estos impulos funcionen, se tiene que emplear mucha atención en los colores, los olores, la tipografía e incluso (y posiblemente más importante para la atracción del mercado meta) las palabras que se utilizan, ya que todo esto recreará los cuadros mentales de las personas en los que el producto o el servicio puede ser aceptado.

Cuando hablamos de palabras, no solamente nos estamos refiriendo a qué tan rebuscadas o populares sean, o si le estamos hablando de tú, de vos o de usted, sino estamos hablando de algo mucho más profundo… la personalidad de la marca.

Sí, una marca debe tener una personalidad bien definida ya que no es una persona.  Una persona, puede divagar entre distintas personalidades que dependerán mucho de su estado de ánimo, su estilo de vida, su etapa en el ciclo de vida o incluso del grado  de estabilidad mental que posea… ya que todos conocemos a una persona con personalidad múltiple, o desestabilidad permanente.  Una marca no se puede dar este lujo, ya que sus productos o servicios están destinados a satisfacer un número limitado de necesidades, no está hecha para adaptarse a cualquier necesidad que exista allá afuera… sería una pesadilla financiera tratar de crear un producto o servicio multi-adaptable.

Entonces… ¿cómo definimos su personalidad?

 

Tipos de Arquetipos… tipos.

La definición de la personalidad depende mucho de nuestros objetivos y del tipo de mercado al que estamos dirigiéndonos.

Si intentáramos pensar en desarrollar rasgos de personalidad, estaríamos naufragando a muy profundas aguas, ya que los rasgos de personalidad dependen mucho de las experiencias que hay detrás de cada sujeto… por lo que, lo más adecuado, es tratar de encontrar vertientes más colectivas, aprendizajes que se den dentro de grupos más grandes y que puedan ser administrados de una manera más simple.  Esto es lo que nos permiten los arquetipos, que se generan a partir de experiencias colectivas, que tienen una fuerte influencia del contexto social y el momento en el que se desarrollan.  Dicho de otra manera, los arquetipos son la transmisión de esquemas de pensamiento y eventos típicos entre generaciones.

La cantidad de arquetipos definidos por Jung, para la psicología profunda, pueden ser tan variados como rasgos de personalidad existen, sin embargo, para nuestra suerte… hay una cantidad predeterminada de arquetipos, que prevalece de manera general y son más relevantes a nivel comercial.

 

El Juez

Es el jefe, el líder, aristócratas, político, gerente y administrador, siempre asume este papel en todas las categorías en las que se encuentra.  Imponen las pautas de las categorías y lo que más odian es cualquier cambio que no puedan controlar.

Estas marcas en ocasiones se unen a otras de mucho status para incrementar su poder.  Sin embargo las marcas bajo este arquetipo no solo se refieren a riqueza y poder, también se asocian a características de conductas ideales en la sociedad y ofrecen una sensación de seguridad y estabilidad en un mundo enredado.

 

El Amante

El amante siempre muestra ser apuesto, caballeroso y romántico, representando los sueños y la glamorosidad de la vida.  Son hombres o mujeres que experimentan la alegría, el deleite y el éxtasis en los campos sensoriales y sensuales.

El amor es el corazón de las marcas amantes; amor a la vida, a los productos y a todas las personas.  Adicionalmente el amante funciona como una fuente de anhelo para un mundo mejor de una manera idealista y soñadora.

 

El Creador

Las marcas creadoras tienen un deseo incansable por crear cosas con un valor duradero.  Es visto como artista, escritor, innovador, emprendedor o así como cualquier esfuerzo que nutra la imaginación humana, liderados comúnmente por la visión a futuro.

El creador cuenta con una pasión por la auto expresión más que todo en formas materiales que sean físicas y tangibles.

No tratan de encajar en los consumidores, más bien expresar un sentimiento personal y profundo.  Se dedican a dar a los consumidores elecciones y opciones ayudándolos a fomentar el arte y la innovación en el diseño.

 

El Común

Demuestra las virtudes de un hombre normal y corriente; son fieles, solidarios, amables y nunca muestran ser egoístas.

Todos lo quieren tal y como es, cree que las cosas buenas de la vida pertenecen a todos como un derecho.

Este tipo de arquetipos dan un sentido de pertenencia y de que formamos parte de un grupo.  Da propiedad a las marcas con una funcionalidad de un día a día.

Las compañías bajo este arquetipo normalmente cuentan con una cultura organizacional muy bien aterrizada donde todos se conocen entre sí y a sus consumidores.

 

El Mago

Las marcas bajo este arquetipo usan su imaginación para crear nuevas cosas y hacerlas realidad en un mundo materialista.  Son inteligentes y talentosas, logran que las cosas imposibles pasen convirtiéndose en maravillosos cambios.

Transforman los productos o servicios en algo completamente diferente.  Son capaces de crear cambios dinámicos en su categoría con solo mirar las cosas desde otra perspectiva y se lo presentan a sus consumidores desde un ángulo completamente diferente.

A menudo están relacionadas con productos nuevos e innovadores.

 

El Héroe

Es fuerte, confidente, disciplinado y lleno de coraje, representa el poder, honor y la victoria.  Siempre triunfa sobre el mal, las adversidades y los retos mayores. Es inspirador y nos demuestra que si creemos en algo lo podemos lograr.

Para el héroe tanto conocer como actuar son un solo concepto.  Siempre trata de hablar en un lenguaje que nos ayude a inspirarnos.

Las empresas bajo este arquetipo están en constante innovación para producir un importante impacto en el mundo ayudando a mejorar problemas sociales e inspirando a otros a realizarlo.

 

El Inocente

Es optimista, puro, sensible y siempre busca lo más bueno de sus consumidores y de la vida en general.  Ve el potencial de belleza en todas las cosas que lo rodean e inspira a buscar el lado maravilloso de la vida.

Tiende a ser espontáneo y plantea la posibilidad de que la vida no debe ser difícil, tratando de llenar a sus consumidores de optimismo y dulzura apelando a la nostalgia, aprovechando fuertemente las emociones.

 

El Sabio

Los sabios son movidos por el deseo por entender y saber lo que pasa alrededor del mundo.  Su mayor poder es ver y contar la verdad.  El sabio tiene fe en la humanidad para aprender y crecer en caminos que le permiten crear un mundo mejor.  En el peor de los casos es dogmático, arrogante y obstinado.

Lo mejor es que se convierte en genuino pensador original y logra una sabiduría grande y verdadera.  Se conecta con los deseos de los consumidores.

Libertad e independencia son de gran valor en las marcas sabias.  A menudo las marcas bajo este arquetipo son proveedoras de experiencia e información.

 

El Rebelde

Las marcas rebeldes desafían el mundo como lo conocemos.  Normalmente las marcas bajo este arquetipo no coinciden con las características de Juez y son completamente contrarias al Héroe, representando una liberación de las pasiones reprimidas.

Estas marcas al ser tan críticas con el día a día, representan una liberación mental y normalmente se convierten en marcas glamorosas, a la vez se encuentran muy consientes de las limitaciones en la sociedad en la que se desenvuelven; se dedican a romper las reglas y desafiar los convencionalismos abriendo el paso para las nuevas actitudes revolucionarias.

 

El Bufón

Es caracterizado por ser divertido, original e irreverente, disfrutan la vida e interactúan por su propio bien.  Encarna la energía por hacer travesuras y deseos de cambios, derribando lo antiguo por nuevas ideas.

Los consumidores se identifican con este tipo de marcas, pues prácticamente todo el mundo está buscando un poco de diversión y pasar un buen momento en su vida permitiéndolos ser espontáneos e impulsivos.

Las marcas bajo este arquetipo son catalizadores de cambios, pero en lugar de comportarse como Héroes o luchar con los Rebeldes, las marcas Bufón se burlan de las categorías convencionales y cuentan abiertamente con un exceso de confianza, tendiendo a ser marcas establecidas en el mercado.

 

El Protector

Es el más poderoso y positivo de los arquetipos, tiende a ser altruista, movido por la compasión, generosidad y el deseo de ayudar a los demás.

Los protectores le temen a la inestabilidad y las dificultades no tanto por ellos mismos sino por el efecto que pueda causar en los menos afortunados y débiles.

Las marcas bajo este arquetipo mantienen una promesa de inocencia, son marcas puras, naturales, gentiles y nuca se encuentra nada agresivo alrededor de ellas.

 

El Explorador

Marcas independientes, aventureras y atrevidas que representan la forma en que se auto descubren día a día, se ponen a prueba y están en constante desafío para encontrar lo mejor para ellos mismos.

Las marcas calificadas en este arquetipo representan una necesidad de auto suficiencia y el deseo de alterar las vidas de los consumidores, luchan día a día para cambiar el mundo viviendo la vida bajo sus propias valores.

Las empresas bajo este arquetipo se crean retos internos para buscar la autenticidad creando en sus consumidores deseos de libertad.  Normalmente se ven obligados a crear nuevas experiencias o productos luchando en contra de las tendencias para demostrar los estatutos en los que creen.

 

¿Pero qué hago con ellos?

Una vez hayas definido bien tu mercado objetivo, que sepas cómo quieres que el mercado te vea y hayas decidido cuántos recursos asignarás para desarrollarla:

  1. Utiliza los colores característicos del arquetipo para toda tu comunicación (tenemos otro post con la Teoría del Color Comercial).
  2. Escoge palabras que vayan acorde al arquetipo y mantén tu posición, al ser consecuente en tu comunicación, el mercado entenderá mejor de qué tratas.
  3. Recuerda que el héroe de tu comunicación no es el producto, sino tu cliente, así que tu arquetipo te ayudará a crear situaciones de venta de producto desde la perspectiva de un momento solucionado para tu cliente (si escoges ser un mago, no hagas un anuncio publicitario del medio oeste, con una mamá cariñosa siendo aventurera… simplemente sé Harry Potter!!).
  4. Diviértete… es lo mejor que puedes hacer por tu marca.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: