La Penetración Rural y el Segmento Emergente

El segmento rural, es un segmento tabú, desatendido, no explorado o explotado.  Y es que no es tan difícil deducirlo, la gente en el mercado rural no tiene dinero… error.

Desde la universidad, hasta las estrategias masivas de las grandes empresas, tratan de evitar el segmento rural debido a que aparentemente no tienen suficiente dinero como para volverse atractivos.  Entonces, se ponen las miras sobre los mercados urbanos y las partes medias y altas de la pirámide… lo único malo de esta típica estrategia es que, así como tú, más del 95% de los comerciantes del país pensaron lo mismo.  Entonces realmente hay cientos de miles de productos, compitiendo por un solo comprador, la tarea se pone entonces sumamente difícil y aquí es donde la mayoría de las pequeñas empresas pierden la batalla, antes de siquiera ver su primer pastel de cumpleaños.

La realidad del caso, es que el segmento de menores recursos del mercado, si bien no tienen ingresos mensuales cuantiosos, lo que tiene es una gran vastedad de posibles compradores con pequeños presupuesto que, al sumarlos, se convierten en igual de relevantes que el primer enfoque en el mercado con mayores ingresos.

Aquí es entonces, donde se vuelve relevante el Segmento Emergente, que ha estado rondando por ya varios años las mesas de guerra de las empresas que están poniendo más atención.  El segmento emergente, a grosso modo, es un gran grupo de personas con presupuestos pequeños, que no están buscando lo más barato (distante al pensamiento común), sino que están buscando lo mejor que su dinero puede comprar… entonces el proceso de toma de decisión es tan delicado en este segmento como con cualquier otro, solo que los enfoques estratégicos deben ser bien estudiados, previo a lanzarse con una estrategia masiva que se ha aplicado en otro segmento… solo porque ya tuvo éxito.

Hay muchas marcas que se han aventurado y tenido éxito con este segmento, para hacerlo más corto y claro: Head & Shoulders, la marca de shampoo para hombres.  Un bote de shampoo de esta marca no es precisamente premium, tampoco se compra con un par de centavos, ya que costará el equivalente a unos US3.00.  Lo que vio P&G en este mercado emergente, es que ellos tenían una intención de compra bastante interesante, pero no estaban dispuestos a pagar tanto por mantener un bello cabello, ya que este segmento no vive con la quincena, viven con lo que les alcanza pagar día a día.  Entonces la idea de P&G fue genial, en lugar de distribuir las presentaciones más grandes, distribuyeron unas nuevas presentaciones, que antes eran utilizadas para otros canales más especializados como hoteles… los sachets.  Pequeñas bolsas selladas, con suficiente contenido como para ser utilizado 1 o 2 veces, con un costo suficientemente bajo como para volverse accesible para sus fieles consumidores de la base de la pirámide.

Un pequeño paso para la marca, un gran paso para la humanidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: