Publicidad Masiva… ¿siguiente?

El mundo actual tiene una dinámica comercial tan acelerada, que es bastante difícil mantenerse a flote y decidir de manera correcta en qué invertir para generar el retorno de la inversión.

Un presupuesto gigante para medios masivos… no siempre será la mejor opción, a menos que sepas perfectamente lo que estás haciendo o que tengas destinados varios milones para este rubro.  Pero solo para intentar… hay otros medios más costo/efectivos.

 

MEDIOS MASIVOS: LA CARTA EN UNA BOTELLA.
Vivo en Guatemala, un país hermoso por varias razones, pero la que más me gusta personalmente… su naturaleza. ​

Incluso el mismo departamento de Guatemala, con su exceso de construcción, mantiene un interesante panorama verde sea por donde uno transite.  Lastimosamente las prácticas hiper-capitalistas del comercio actual y su incesante necesidad de conseguir más ventas, han alimentado una de las formas publicitarias masivas menos amigables con los paisajes que hay en la actualidad: las vallas publicitarias al por mayor.

Las vallas publicitarias están por todos lados, están expuestas a cientos de miles de personas diariamente y son una de las formas más rápidas de alcanzar audiencias gigantescas… aunque ojo, estar en ellas no necesariamente significa que te han visto, pero definitivamente estás allí.  El ser humano tiene muy pocos momentos de atención (algunos pareciera que nunca la tienen), generalmente está entre 3-7 segundos de claridad, para entrar posteriormente en un letargo mental de conciencia zombie.  Entonces, esa valla que contrataste, por toda una quincena, te garantizará un lead? Lo más seguro es que te genere un par en todo el mes… pero qué es un par comparado con lo que pagaste? Allí viene el dilema.  Muy parecido a las vallas, es pautar en televisión y en el mejor de todos… la radio.  Imagina que vas a pautar tu primera campaña en radio, hablas con tu planificadora de Medios y le pides el plan, te lo da, se ve fantástico… incluso tienes pauta bonificada, quién lo diría!!! Ya de entrada vas ganando!! Pues no, realmente no, tus 50 anuncios contratados para una semana competirán contra… cuántos anuncios? 100? 1,000? Imagina cuántos anuncios pasan por la radio diariamente, sí… contra ellos estarás peleando un pequeño momento, en el que ojalá tu cliente potencial tenga encendida la radio y esté escuchando, porque si no se perdió.  Así es, lanzaste tu primera carta en una botella al mar.

No está mal pautar en medios masivos, está mal hacerlo sin saber que tu estrategia es la correcta.  No podemos satanizar a la radio, de que sirve… sirve (estar en un talk-show por ejemplo, es una manera muy efectiva de lograr interés y awareness), pero muchas veces los costos no son precisamente accesibles por lo que, como decíamos al inicio, si no tienes bastante presupuesto apartado para estos medios, lo mejor es buscar otras opciones.

 

QUÉ DEBEMOS HACER?
En primer lugar, saber de qué somos capaces a nivel de recursos; en segundo lugar, no ser intrusivos.  Debemos estar únicamente en lo que mis más apreciados expertos consideraron: el momento de la verdad.

El momento de la verdad es ese instante en el que el cliente toma realmente la decisión de comprar un producto.  Este momento puede ser en la casa, dándose una ducha, comiendo, corriendo por la colonia o incluso en un lugar en el que no pensaba comprar pero vio algo muy interesante… y lo compró.

Si nos ponemos a pensar cuántas veces deberíamos tener publicidad para estar en el momento de la verdad… entendemos de dónde salió la idea de utilizar publicidad masiva, era la manera más mediocremente inmediata de resolver la punta del iceberg.

La respuesta no es universal, tampoco es masiva ni intrusiva, cada producto tiene un momento de la verdad distinta y lo que realmente debemos hacer es investigarlo, entenderlo y accionarlo… no prostituirlo.  Aquí es entonces en donde los medios tácticos (como el bluetooth, los empaques diseñados, los espacios de interés) son los que realmente nos pueden ayudar a tener un ROI más alto.  Hay que dejar de ser parte del rebaño, hay que aprender a cuidar las marcas, hay que aprender a hacer las cosas bien.

 

UN EJEMPLO INTERESANTE.
Hace poco se lanzaron masivamente los contendientes de las carreras políticas de Guatemala.  Y claro, los miles de candidatos tapizaron al país con cualquier cantidad de publicidad, esperando tener el suficiente carisma gráfico como para que la gente los tomara en cuenta.  Los presupuestos que utilizaron fueron impresionantemente altos y los candidatos no pensaron dos veces en gastar hasta el último centavo.  Para muchos de ellos fue dinero perdido, casi para todos.

Pero hubo un candidato del área de Mixco, en Guatemala, que no tenía un presupuesto tan grande, de hecho casi no tenía presupuesto… entonces se vio forzado a hacer lo que muchos ya no hacen: pensar.

Tuvo que pensar de qué manera podría darse a conocer, su propuesta y sin tener la necesidad de invertir grandes cantidades.  Qué hizo? A parte de algunos rótulos, se subió en las camionetas (servicio de transporte urbano) para hablar con la gente, un megáfono, una necesidad de provocar el cambio y huevos… lo asaltaron, sí, pero ganó las elecciones y nadie lo conocía.

Él estuvo en el momento de la verdad, estuvo cuando la gente estaba abierta a escucharlo y les habló de frente, no con su carota en una valla o una cancioncita sin sentido en la radio… lo hizo de una manera primitiva, pero personal.

Su ROI, el más efectivo a la fecha, aún está viendo los resultados por haber pensado de forma distinta.

Anuncios

2 comentarios sobre “Publicidad Masiva… ¿siguiente?

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: